• Retratos de una isla | Manuel Cubero

    Retratos de una...
    Manuel Cubero
    0,00 €

  • Miau | Benito Pérez Galdós

    Miau
    Benito P. Galdós
    0,00 €

  • El camino de la espada | Riambau Berenguer

    El camino de la...
    Riambau Berenguer
    1,65 €

  • Pasos en la escalera | Laura Rivas

    Pasos en la escalera
    Laura Rivas
    1,65 €

  • El Orco | Thärlin de Enedwaid

    El Orco
    Thärlin de Enedwaid
    0,00 €

  • Conciencia de especie | Marià Moreno

    Conciencia de...
    Marià Moreno
    0,00 €

  • La barraca | V. Blasco Ibáñez

    La barraca
    V. Blasco Ibáñez
    0,00 €

  • Rompecabezas | Laura Rivas

    Rompecabezas
    Laura Rivas
    0,00 €

  • Nepenthe | Nieves Mories

    Nepenthe
    Nieves Mories
    1,65 €

  • Enlas orillas del Sar | Rosalía e Castro

    En las orillas...
    Rosalía de Castro
    0,00 €

  • No hay sombra sin luz | Marta González-Adalid

    No hay sombra...
    Marta G.-Adalid
    0,00 €

  • Un beso de fuego verde | Mercedes Muérdago

    Un beso de fuego...
    Mercedes Muérdago
    0,00 €

  • El burlador de Sevilla / Tirso de Molina

    El burlador de Sevilla
    Tirso de Molina
    0,00 €

  • La discreta enamorada | Lope de Vega

    La discreta enamorada
    Lope de Vega
    0,00 €

  • Soledades | Luis de Góngora

    Soledades
    L. de Góngora
    0,00 €

  • Guzmán de Alfarache | Mateo Alemán

    Guzmán de Alfarache
    Mateo Alemán
    0,00 €

  • Los años de la ballena | A. Díaz González

    Los años de la...
    A. D. González
    1,65 €

  • El caballero de las botas azules | Rosalía de Castro

    El caballero de las...
    Rosalía de Castro
    0,00 €

  • Macbeth | William Shakespeare

    Macbeth
    William Shakespeare
    0,00 €

Registro/Login


¿Estás pensando en autopublicarte y no sabes por donde empezar?

En Literanda ofrecemos también servicios editoriales a terceros. Prueba ahora nuestra calculadora editorial.
Calculator-icon



Nuestras novedades en tu mail

Joomla Extensions powered by Joobi
  • Facebook Page: 145424512237467
  • FeedBurner: LibreriaLiteranda
  • Google+: 103912098042437931438
  • Linked In: pub/andrés-alonso-weber/5/bb7/150
  • Twitter: @literanda

Los libros que no existen

Escribir es fácil. Basta abrir el procesador de textos, hacer como que no ves el abismo blanco que se abre ante los ojos, y lanzarse con la esperanza de que todo va a salir bien.

Pero no sale bien.

maquina-de-escribirY suprimes y cortas un párrafo y lo pegas dos páginas más adelante por si allí se salva, y suprimes... Y miras el texto de cerca y de lejos y lo odias y lo quieres y te enfadas con él y lo castigas a estar sólo en la carpeta más triste de “mis documentos”.

Y afuera brilla el sol, llueve, hace frío, calor, sales, entras, la gente habla contigo, y hasta te ríes sin que se note que te escuece por dentro el archivo de la carpeta triste.

El día que logras poner el primer punto final, sabes que sigue faltando algo. Y mueves errático el cursor por las letras, maldiciendo al ordenador por no saber detectar las constantes vitales de un texto; porque a lo peor te ha salido un texto muerto. Y la única manera de saberlo son los lectores; y cuantos más, mejor.

“Un libro no existe en tanto alguien no lo lea”; lo dice Ana Mª Matute. Y lo que escribe la Matute es verdad.

Y asumes que el archivo guardado en la carpeta triste con su punto al final es un texto que no existe. Porque la Literatura no la hace tanto quien escribe como quien lee. Ese lector que habla con el texto, y le cuenta sus penas, sus alegrías, y que lo mezcla con sus recuerdos, con sus amigos, y lo adapta a su forma, se lo apropia.

Deja de importar lo que el escritor quiso decir y lo que el texto dijo al escritor. Importa lo que siente el lector.

Carmen Martín Gaite confiesa que “Leyendo tesis doctorales y comentarios de amigos sobre mi obra me he enterado de muchas cosas que me explican lo que quise decir, que me regalan otros puntos de vista”.

En manos del lector el texto puede volverse mágico. Vive por su cuenta, habla por su cuenta y va adquiriendo sentidos que el escritor nunca pensó; magia.

Por eso es tan cierto lo que afirma Ana Mª Matute: “[…] nunca nadie lee el mismo libro”.

La lectura es entonces creativa.

 

Un libro no existe en tanto alguien no lo lea

 

Y si la lectura es creativa, las diferencias entre escritor y lector se diluyen. Los dos inventan, recrean, imaginan, crean. Y es que todos llevamos por dentro un escritor.

Porque sin narrar es imposible la vida. Lo que nos pasa nos lo contamos a nosotros y a los otros; lo adornamos, fabulamos, metemos bajo una elipsis lo que no queremos saber ni que nadie sepa…

Ya lo dice Carmen Martín Gaite: […]Percha de cuentos somos, pararrayos de cuentos. Unos amigos te llevan a otros, unos cuentos a otros, todo se engancha y enreda. Es literalmente el cuento de nunca acabar. […], los cuentos andan sueltos por la calle. Se trata simplemente de recogerlos o no. […] Todos tenemos mucho cuento y que no falte”.

 

 

*Laura Rivas es autora de Rompecabezas, ebook que puedes descargar desde aquí.
** Fotografía de Nana B Agyei, bajo licencia CC de atribución.

 

 

Reparto de beneficios en Literanda

Hemos realizado una pequeña infografía para mostrar de forma gráfica cómo se reparten los beneficios de la venta de un ebook en Literanda. Creemos que no necesita de mayor explicación.

Reparto-de-beneficios

Autor: ¿vendes o regalas?

edicion-de-un-libroCada vez que editamos un nuevo título en Literanda enfrentamos al autor a la misma disyuntiva: ¿Quieres vender tu libro o quieres distribuirlo gratuitamente? En principio en Literanda dejamos libertad al autor en este sentido, porque nuestra visión comercial es a largo plazo. Y aunque la pregunta es sencilla, sus implicaciones no lo son.

Puede parecerlo, pero no estamos preguntando si el autor desea recibir una recompensa por su enorme esfuerzo, o si por el contrario prefiere regalarlo. No es así.

Para comprender lo que queremos decir con esto debemos echar un vistazo al comportamiento del mercado editorial digital actual: vender un ejemplar de un libro es una tarea extremadamente difícil. En ocasiones incluso imposible en el caso de determinados géneros. Independientemente del precio, independientemente de su calidad literaria, independientemente del trabajo de edición. Mantener un goteo constante de ventas exige una labor ímproba e incansable de promoción, a través de redes sociales, blogs especializados o iniciativas personales. Y lo peor es que no hay nada garantizado.

Un escenario muy habitual es el siguiente: durante el primer año el autor consigue vender menos de 50 ejemplares. Hastiado de la ineficacia de su trabajo promocional, para el que no está preparado y que además por lo general no le ilusiona, vuelca sus esfuerzos en el siguiente libro, esperando que las cosas esta vez sean diferentes, y abandonando su primera obra en el limbo digital. Lo hemos visto en muchas ocasiones.

Leer más: Autor: ¿vendes o regalas?